TRAS LOS MALOS MOMENTOS... ¡LA 3ª VUELTA AL MUNDO!!!
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Viernes 15-04-2011

TRAS LOS MALOS MOMENTOS... ¡LA 3ª VUELTA AL MUNDO!!!

Siurana

Escribir este post va a ser muy emocionante y agradecido... a pesar de que va a ser extremadamente difícil. Quizás porque, de alguna manera, tenemos la necesidad de explicar por qué durante tanto tiempo no hemos dado muchas noticias y por qué hace más de un año que no viajamos.
Además, hoy el blog es muy diferente. Y es que, por primera vez desde que empezamos a escribirlo allá por el año 2004, va a ser escrito en primera persona.

Hasta ahora, nuestros post estaban escritos a cuatro manos. Unas veces escribía Carme, y otras veces escribía yo, pero los imaginábamos a medias, eran corregidos por el otro y, de alguna manera, nuestros textos siempre estaban pensados para que el lector nos situara a ambos como narradores. El de hoy va a ser diferente, y con el paso de las líneas, y especialmente al final, entenderás porqué.

Como ya sabes, el año pasado volvimos antes de nuestro viaje a Egipto por mis problemas intestinales, producto de un parásito que se había enamorado de mí en la India.
Paralelamente, la abuela de Carme estaba muy delicada de salud y con tristeza imaginábamos que era probable que hubiera un desenlace desagradable en breve.
Por aquel entonces, ya habíamos perdido dos abuelos estando fuera, y no queríamos que volviera a pasar.

Ya en Barcelona, y después de meses y de infinidad de pruebas médicas, la conclusión fue que mi barriga estaba limpia del querido parásito indio, pero que antes de irse se había encargado de destrozarme la flora intestinal. El paso de los meses y un tratamiento efectivo, según el médico, me curarían. No sé por qué, pero en aquel momento no le creí. Cuando uno lleva muchos meses sintiéndose mal, parece imposible volver a encontrarse bien.
Pero aquel médico cuya bata blanca siempre tenía alguna mancha de café, tenía razón. Por allá septiembre, y después de un año sintiendo molestias, volví a tener la grata sensación de sentirme con salud.

Solventado el problema, no tardamos en empezar a focalizar nuestras energías en volver a viajar. Necesitábamos ahorrar, y ya que nuestro negocio de páginas web no funcionaba del todo bien, Carme había aceptado un trabajo en una empresa de al lado de casa.

Después de unos meses, falleció la abuela de Carme. Y al cabo de un mes, su marido, es decir, el último abuelo que le quedaba a Carme.

Ahora ya no teníamos motivos para no viajar. Nada nos retenía.
Teníamos salud y teníamos una economía lo suficiente saneada como para no sufrir por ello demasiado por el mundo. Además, teníamos la motivación de vivir intensamente para honrar la memoria de los abuelos de Carme. Había llegado el momento de marcar una fecha en el calendario, señalar un punto en el mapamundi e ir hacia allí.

................................................................................

Pero de nuevo hubo que darle la razón a John Lennon por aquello de: ´la vida es todo aquello que sucede mientras tu estás haciendo planes´.

Nunca olvidaré aquella tarde de finales de diciembre. Eran las 6 y hacía frío. Tenía visita en el médico, pues quería comentarle que últimamente se me dormía la pierna izquierda cuando caminaba 5 minutos. Estaba convencido que sería una tontería.

Aquel médico, de voz desagradable y de cara fúnebre, irradiaba preocupación.
Siempre recordaré sus palabras:
–Se te duerme la pierna porque no te llega la sangre, no tienes pulso –me miró fijamente y sentenció– Tienes una enfermedad vascular.
En aquel momento no supe qué decir. Permanecí impasible mientras el médico me decía que debía hacerme pruebas para saber el alcance de mi enfermedad.

Pasaron semanas hasta que tuve los resultados en mis manos.
70% de las arterias de la pierna izquierda obturadas y 50% de la derecha. Lo peor de todo, la cara de incredulidad del médico y sus palabras:
–No entiendo lo que te pasa, no es normal.

Nadie quiere confiar en un médico que te dice que no entiende lo que te sucede, y por eso sentí la necesidad de buscar más especialistas.
Pero hallé la misma cara de incredulidad en un par de doctores más. Después de mirar los informes, su cara se tornaba preocupada y me decían con pesadumbre:
–Es muy extraño... tan sólo tienes 35 años.

Por aquel entonces, los síntomas iban empeorando día a día. Ya no hacía falta caminar para que mi pierna izquierda se durmiera. En reposo, ya sentía molestias. Y también en la pierna derecha. Y en los brazos. Y en la parte trasera de la cabeza. Y en la cara.
Tenía miedo. Mucho miedo.

El destino y un poquito de suerte me llevó a conocer al médico que por fin dio con lo que me sucedía.
Síndrome de Buerger. Una enfermedad minoritaria provocada por el tabaquismo.
Cuando aquel doctor me dijo que el simple hecho de dejar de fumar ya haría que la enfermedad se detuviera, casi no podía creerle.
También me explicó que según los análisis tan sólo tenía afectadas las piernas, de rodillas hacia abajo. Los hormigueos de los brazos, la cara y la cabeza, resultaron ser un pinzamiento cervical debido a los nervios.

................................................................................

Hoy es un precioso día de Abril.
Hace 4 meses de aquella fría tarde de Diciembre cuando aquel doctor me dijo que tenía una enfermedad vascular.
Tan sólo 4 meses... pero me han parecido una vida.
Las cosas han cambiado mucho desde entonces.
Ya no fumo, controlo mi dieta y hago mucho ejercicio. Tengo más ganas de vivir que nunca y cada día doy gracias porque he tenido la suerte de poder consultar a tantos médicos como he querido. En la mayoría de países que he viajadao la gente simplemente no puede ir al médico. Me han hecho un montón de pruebas carísimas y puedo pagarme la medicación que me tendré que tomar de por vida.
Tengo más ganas de viajar que nunca, porque durante un tiempo pensé que quizás no podría hacerlo nunca más, y eso me ha ayudado a no dar nada por garantizado.

Estoy escribiendo este blog en los ratitos que me sobran de mis dos días en Barcelona haciendo ronda de médicos.
Están siendo dos días muy especiales, porque mientras voy de médico en médico, estoy rememorando estos últimos 4 meses.
Hoy puede ser un día especial, porque me dirán si puedo viajar durante un año, o si por el contrario no puedo estar fuera más que algunos meses.
Estoy convencido de que no me van a poner problemas, y me siento como si estuviera poniendo punto y final a una época de mi vida que va a marcar el resto de mis días.
Habrá sido como un viaje, que tiene un principio y un final, y desde el primer día hasta el último hay un aprendizaje. En este viaje habré aprendido a valorar mi vida, mi cuerpo y mi salud.

................................................................................

Ahora mismo estoy escribiendo estas líneas en la sala de espera del último doctor que visito. Todas las analíticas han salido bien y tan sólo dependo del veredicto de este buen hombre, que probablemente no tiene ni idea que en mi imaginación lo he disfrazado de aduanero. También en mi imaginación, ahora mismo no estoy en una salita de espera de una clínica, sino en una frontera.
Y no espero que me digan cómo están mis arterias, sino que estoy deseando que me sellen el pasaporte para poder viajar durante mucho tiempo.
En apenas unos minutos, sabré si me dan el visado.

..................................................................................

¡Si!!!!!!!!!!!!!!!
Ahora, por fin, ya puedo poner el título al blog.

T´estimo molt Carme!!!! Ho hem aconseguit!!!!




8 Comentarios
Añadir comentario
15/04/2011 - Irene
Xavi, que emocion leer tu ultimo relato, hasta me has hecho caer unas lagrimas...
Espero que ya te encuentres realmente bien y que podais disfrutar esta tercera vuelta al mundo...
Nosotros andamos en la primera, exactamente en Thailandia...y todo hay que decirlo...vosotros, vuestro libro y vuestro foro fue una gran ayuda y fuente de informacion.
Mucha salud y hasta pronto!!!
15/04/2011 - Xavier y Carme - lavueltaalmundo.net
Hola Irene,
Muchas gracias por tus palabras.
Me alegra saber que nuestra web y nuestros libros os han ayudado.
¡Buen viaje!!!
15/04/2011 - Norma
Buenas,
estoy deacuerdo con Irene, el ultimo post es muy emotivo, y creo va a ser incluso de mas inspiracion para todos aquellos que no se atreven a dar el salto, a cumplir sus suenyos, por miedos mas imaginarios que reales, y lo digo por propia experiencia, aunque puedo decir que ya he superado estos miedos con 3 viajecitos de 6 meses, y sin tener ya estas `seguridades` que nos atrapan en un mundo que no nos satisface a tantos, solo falta ver los comentarios de unos cuantos.

Vuestro blog es una inspiracion, espero sigais con ello y que la proxima vuelta la disfruteis tanto o mas que las otras, y que el nuevo reto con la salud no sea mas que una anecdota en el pasado, os deseo toda la suerte y felicidad que bien merecida teneis.
15/04/2011 - Sebastián
Es conmovedor leer tu relato y te hace recapacitar sobre la aptitud que se debe adoptar en el simple día a día. Vivir el día como si fuera el último quizás roza el radicalismo, pero el último puede ser cualquiera. Me alegro mucho que estés bien Xavi y ojalá yo pueda salir a un gran viaje en breve, como bien citas, la vida me hace planes mientras yo planeo los míos. Gracias por estar ahí. Un abrazo.
15/04/2011 - Xavier y Carme - lavueltaalmundo.net
Gracias a tí, Sebastian, por tus palabras.
Y a tí también, Norma!
16/04/2011 - Dani
Ánimos, muchos ánimos y que podáis seguir planificando viajes y aventuras.
Me alegro que hayas podido salir de este trance y que juntos nos sigáis ilustrando y dando sana envidia.
un abrazo
22/02/2016 - Migui
Enhorabuena y a seguir haciendo lo que os gusta.
un abrazo fuerte.
22/02/2016 - fernando
y a seguir viajando !!! abrazo muy fuerte desde Argentina buenos aires.

 
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info