UN TRUCO INFALIBLE PARA VIVIR MÁS AÑOS
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Miércoles 04-03-2015

UN TRUCO INFALIBLE PARA VIVIR MÁS AÑOS


Vivir más tiempo, vivir más años, es algo que ha obsesionado al ser humano desde tiempos remotos. En este post vamos a explicarte una fórmula para conseguirlo, pero antes de leerlo te advertimos dos cosas: en primer lugar, tendrás que echar la vista atrás, a tu niñez. Y en segundo lugar, vas a tener que desaprender el concepto que tenías hasta ahora del tiempo, para aprender una definición diferente que alberga una nueva perspectiva y que, sin duda, te brindará nuevos horizontes.

Bueno, ¡vamos allá!
Busca un lugar cómodo y relájate.
Cierra los ojos.
Respira profundamente.
Intenta acordarte de cuando eras pequeño, de tu infancia.
Intenta rememorar tus veranos. El periodo de tiempo que iba desde que acababas la escuela hasta que volvías a ella. Visualízate en bicicleta y con pantalones cortos, con las rodillas llenas de rasguños. Procura que la sensación veraniega te invada hasta que casi puedas sentir que vuelves a ser un ser humano que apenas ha salido del cascarón.
Cuando lo hayas logrado, intenta recrearte en cómo eran las Navidades. La Nochebuena, el día de Navidad, la noche de Fin de Año, la llegada de Papá Noel o de los Reyes Magos…
Sigue con los ojos cerrados, respira con calma.
Recuerda la ilusión que te hacían los regalos, ver a tus primitos y jugar con ellos.

¿Qué tenían de particular aquellas dos épocas de la infancia? Que tanto las vacaciones veraniegas como la Navidad se nos hacían interminables, nos parecían periodos larguísimos al contrario de lo que nos ocurre actualmente como adultos, que los veranos pasan casi sin darnos cuenta y que la Navidad apenas dura un suspiro.

Esto tiene una explicación científica que ahora comentaremos, pero antes de hacerlo vamos a centrarnos en el tiempo, ese factor tan importante en nuestra sociedad. El tiempo ha desatado la frustración del ser humano ante su incapacidad por controlarlo y por eso ha sentido la necesidad de medirlo, dividirlo y clasificarlo. Pero en realidad el tiempo no es una sucesión de horas, minutos y segundos, sino simplemente una sucesión de momentos. Lo que le da sentido a todo, y lo que hace que esos momentos sean percibidos como largos o cortos, es la interpretación que hace nuestro cerebro. Un minuto sintiendo dolor es muy largo. Un minuto sintiendo placer es muy corto. Son sesenta segundos en los dos casos, pero la percepción de éstos es muy diferente.
Nuestro cerebro tiene la clave de todo.
Éste interpreta las circunstancias de forma diferente y es éste quien, dependiendo de los sucesos vividos, nos presentará una realidad u otra.
Es nuestro cerebro el que nos hizo pensar que los veranos y las Navidades de nuestra infancia eran muy largos. Es éste también el que nos hace pensar que los de ahora no lo son. Las Navidades y los veranos siempre han tenido los mismos días.

Neurocientíficos y psicólogos han encontrado una explicación: cuando la información es nueva, el cerebro consume más energía en asimilarla. Procesamos un sinfín de detalles, muchísimos más que cuando la misma experiencia es repetida, y ese esfuerzo mental es el que nos hace creer que el tiempo discurrido es mayor. ¿Cuándo suceden la mayoría de experiencias nuevas en nuestra vida? En la niñez, la pubertad, la adolescencia… es ese el motivo por el que esos años se nos hacen tan largos.

Por lo tanto, y volviendo al tema que da título a este blog, si queremos vivir más tiempo no bastará con vivir más años, sino que tendremos que procurar que los años que vivamos estén llenos de nuevas experiencias que hagan trabajar a nuestro cerebro, manteniendo así una percepción de longitud temporal mucho mayor.

Viajar, visto de este modo, es una de las actividades que nos alargan la vida. ¿No te has dado cuenta de que cuando viajas el tiempo cunde mucho? Te vas dos semanas de vacaciones y cuando vuelves a casa tienes la sensación de haber estado meses fuera.
La razón es la misma. El viaje nos plantea un día a día en el que nuestro cerebro tiene que trabajar mucho para poder procesar toda la cantidad de información nueva que recibe. Eso hace que el tiempo se expanda y que los días se hagan eternos. Y eso hace también que te enriquezcas y aprendas constantemente. En nuestro caso, las veces que hemos estado viajando más de un año seguido, al volver a casa hemos tenido la sensación de que habían pasado tres o cuatro años.

La medición del tiempo no importa. Los años no importan. Son tan sólo un dato numérico. Ahora ya puedes empezar a contar de otra manera y puedes alargar tu vida, pues ya sabes que lo único que tienes que hacer es brindarle información nueva a tu cerebro cada día. Seguramente hay varias maneras de hacerlo, pero la que creemos más fácil y más divertida es sin duda viajar.
No dejes nunca de hacerlo, no dejes nunca de vivir la vida como si fuera un viaje.

Estamos organizando viajes a Malasia, a Marruecos y a Malta. Son viajes muy intensos y por eso al volver vas a tener la sensación de que han pasado varias semanas. Y empezarás a sentir que la vida se empieza a alargar y ya no medirás tu existencia en años, sino con algo más importante: la convicción de que tu paso por el mundo está bien aprovechado. El reloj ya nunca más será tu juez.

Aquí tienes toda la información sobre nuestros viajes a Malasia, a Marruecos y a Malta





4 Comentarios
Añadir comentario
3/03/2015 - Montse
Totalmente de acuerdo! Ese concepto de tiempo y esa sensación de que los días son más largos cuando viajas es una dinámica mental muy saludable y enriquecedora y lo bonito es que cuanto más viajas más capaz eres de permanecer en esta forma de ver la vida, descubriendo cosas nuevas cada día.
3/03/2015 - Irene
Sí, lo cierto es que es una sensación un tanto extraña y hermosa a la vez, puesto que cuando viajas vives esa nueva experiencia como si fueras un niño pero, al 'volver', tienes la sensación de haber crecido mucho. Es cuando lo que has sentido con cada célula de tu ser se aposenta y empieza a formar parte de ti, eres un nuevo 'yo', maduras. Gracias chicos por este interesantísimo post. Os leo ;)
2/06/2016 - luis lopez
Hola a todos, tengo 56 años y ya habiendo dado muchas vueltas ( no al mundo) sino a la experiencia de la vida. Estoy muy identificado y creo totalmente en esta forma que aquí se expone de vivir la experiencia de nuestras vidas. Gracias
19/12/2016 - Natalia
Me ha encantado volver a sentir esas sensaciones veraniegas y el calor navideño ;) Estoy totalmente de acuerdo con vuestro artículo, viajar nos alarga la vida!
Solo quería agradeceros por vuestro blog y desearos mucha suerte y felicidad para el 2017!

 
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info