VALORACION DEL PROYECTO LAVUELTAALMUNDO.NET A DÍA DE HOY
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Miércoles 27-12-2017

VALORACION DEL PROYECTO LAVUELTAALMUNDO.NET A DÍA DE HOY


Solemos hacer valoraciones constantemente de nuestro proyecto aunque no siempre lo publicamos en la web. Pero a veces, y tal como hicimos hace un par de años, sí que nos gusta compartir este tipo de reflexiones con nuestros lectores.

También influye el hecho de que estamos a punto de cerrar el año, y eso siempre motiva a hacer balance para ver cómo ha ido todo en los últimos doce meses.
Y lo cierto es que nos encanta, porque existe esa mezcla de ilusión, expectativas y, por qué no decirlo, miedo a poner por escrito y encima de la mesa todo lo que ha ido sucediendo en el último año. Y es entonces cuando acontece la simbiosis necesaria de mezclar lo tangible con lo intangible, de poner en el mismo tarro todo lo que han sido sensaciones, emociones, ilusiones, percepciones, decepciones, fracasos y alegrías junto con los números, la contabilidad, los hojas de Excel, los resultados…

Y curiosamente, en el último mes ha sucedido algo que ha puesto de manifiesto en nuestras mismas narices algo que hace tiempo intuimos pero que no acabamos de saber describir o incluso identificar. Algo que nos inquieta precisamente porque no sabemos cómo definirlo y porque también nos costaría encontrarle una solución rápida.
Porque en el último mes, han coincidido en el tiempo dos cosas que ponen de relieve la dificultad de catalogar lo sucedido.

En los últimos 30 días, y de forma simultánea, hemos hecho dos lanzamientos: los viajes organizados del 2018, y nuestro quinto libro.
Los viajes del 2018, es la reedición de nuestros viajes a Marruecos, Malta, Malasia y Turquía con las nuevas fechas para el año que viene.
Y nuestro quinto libro, es un cuento ilustrado infantil de viajes, cuyo título es Àsia en Marruecos. Es un cuento escrito por Carme y con ilustraciones de Saruca, una buena amiga nuestra. Es un proyecto que hace mucho tiempo lo llevábamos imaginando, pero no fue hasta principios de este año que nos pusimos en serio.
Es un cuento cuyo objetivo es trasmitir valores en muchos sentidos. Es una historia donde la protagonista es Àsia (alter-ego de nuestra hija), que no es una princesa que está esperando que la salve un príncipe, como la mayoría de cuentos, sino una pequeña viajera que junto a sus padres emprende un viaje a Marruecos.
A Àsia no se le muere la madre, ni tiene una madrastra malvada, ni vive en un castillo, ni sus padres le montan bailes donde acude toda la región. Nos hemos querido desmarcar de los tópicos de siempre, salpicados de machismo camuflado y estereotipos banales que van haciendo mella en los más pequeños.
La Àsia de nuestro cuento viaja a Marruecos y descubre una nueva cultura y una gente diferente pero que en el fondo son iguales a ella. Para nosotros, sobre todo después del atentado del pasado agosto en Barcelona, es muy importante luchar para que la islamofobia y la criminalización de los marroquíes no se instalen en nuestra sociedad, así que este proyecto va muy en la línea de lo que nosotros anhelamos.
Por eso este nuevo proyecto, Àsia en Marruecos, para nosotros es muy importante, porque cumple una serie de factores que hacen que nos sintamos muy realizados con nuestro trabajo, con nuestra misión.

Hasta ahora hemos relatado la parte emocional del último mes, para a continuación pasar a un plano más terrenal, el de los números: Y la cosa está así:
Viajes vendidos: 37
Libros vendidos: 36

Nos ha costado mucho entender esta estadística, porque arroja una certeza que nos es muy difícil de asimilar. ¿Cómo es posible que seamos capaces de vender más viajes, algunos de los cuales tienen un costo total que superan los 2500 €, que libros que en su precio de lanzamiento valían 15 €?
Además, justo ahora no es el mejor momento para adquirir un viaje, pero sí en cambio es el mejor momento para comprar un libro. En vísperas de las fiestas navideñas, ¿quién no tiene un hijo, un sobrino, un familiar, un hijo de un amigo al cual regalarle un libro de apenas 15 €?

Este ha sido el detonante que nos ha llevado a hacer una profunda reflexión, que nos ha llevado a una conclusión que ya adivinábamos, pero que no sabíamos como explicar. Y si lo tuviéramos que resumir en una sola frase, diríamos que el problema reside en que lavueltaalmundo.net se está convirtiendo en una empresa. Y para ser más exactos, y vistos los resultados del último año y la previsible progresión del año que viene, vamos camino de ser una empresa de éxito. El problema es que ese no es nuestro objetivo.

Como podrás imaginar, los beneficios económicos de vender un viaje son muchísimo más elevados que los de vender un libro. De hecho, los resultados que te hemos presentado serían el sueño de cualquier emprendedor: el producto más caro y que más beneficio te deja es el que se vende mucho, y el que no se vende es el que apenas deja ganancias. Lo que sería el cenit del éxito para cualquier negocio, para nosotros es un síntoma de que quizás nos estamos desviando de nuestro camino.
Porque nuestra meta no es construir una empresa que año tras año aumente su facturación, nuestra ambición no es acumular ganancias en la cuenta bancaria. Ese no es nuestro objetivo en la vida.
Así que no vamos a descorchar una botella de cava para celebrar los buenos resultados económicos que hemos tenido en general en este 2017, sino que estamos reflexionando sobre por qué un proyecto como Àsia en Marruecos ha sido un fracaso.
Hemos sido capaces de hacer entender a nuestros seguidores que nuestros viajes no son los típicos viajes de cualquier agencia. Son viajes de autor, con un enfoque humanitario, social, ecológico y turístico que va mucho más allá de lo que suelen ofrecer las empresas del sector. En este sentido estamos muy contentos, puesto que el producto que más demandan nuestros usuarios es algo que está perfectamente alineado con nuestros valores y con nuestros objetivos.
Sin embargo, no hemos sabido mantener el poder de convicción hacia otro tipo de proyectos, como puede ser nuestro libro Àsia en Marruecos

Y creemos que el problema es que no estamos haciendo bien la transición entre lo que era un proyecto personal y nuestro objetivo real, que sería crear una comunidad. En lugar de eso, y sin darnos cuenta, estamos derivando hacia un perfil empresarial, con todo lo que eso conlleva.
El éxito de productos como los viajes organizados, y el fracaso de proyectos como Àsia en Marruecos, nos han obligado ha reflexionar si estamos dirigiendo bien nuestros pasos. Y eso nos ha llevado a ver que en nuestros inicios, cuando lavueltaalmundo.net era apenas un blog personal, la vinculación de nuestros usuarios con nosotros y con nuestro proyecto era muy estrecha.

Hace años, cuando el público que nos seguía era quizás un 10% que el actual, nuestros usuarios compraban nuestros libros simplemente porque los habíamos hecho nosotros. En muchos casos, lo hacían porque encontraban que era una manera de apoyarnos en nuestro proyecto. De hecho, un comentario muy común de la gente que adquiría nuestros libros era que los habían comprado para ayudarnos, y que luego se habían sorprendido de la calidad que tenían. Es decir, dejaban entrever que no compraban nuestros libros con expectativas de que pudieran gustarles, sino porque querían formar parte de nuestro proyecto y tenían la firme convicción de que comprándolos lo hacían.
Esa sensación de tener un público tan cerca de nosotros y tan conscientes de lo que representaba lavueltaalmundo.net la hemos perdido, y tenemos qué analizar por qué y, sobretodo, volver a hacer que la gente se enganche a nuestro proyecto de una manera mucho más emotiva y romántica, como antaño.
En el 2012, hace ya casi 6 años, lanzamos nuestro libro Todo al 69 y con un público infinitamente menor que el actual, vendimos en un mes más de 200 ejemplares. Era una época en que la que conseguíamos hacer entender a nuestros usuarios que cualquier producto nuestro tenía unas características que estaban estrechamente vinculadas con la filosofía y los valores de nuestro proyecto. Ahora, creemos que no lo estamos consiguiendo.
Y, como cualquier empresa, observamos que cuando lanzamos un producto que a nuestros usuarios les interesa lo compran. Y si no les interesa, no lo compran. Antes, había usuarios que nos confesaban que no les gustaba leer, y que los libros que nos compraban, los regalaban. Un proyecto como Àsia en Marruecos, hace unos años hubiera arrasado.

Nos corresponde ahora iniciar un proceso de análisis para averiguar en qué estamos fallando. Es cierto que hay cosas que son insalvables. En nuestros inicios éramos nosotros dos y nuestra web desprendía un aire personal que no dejaba lugar a dudas de ello. Ahora, con la incorporación de Mireia y Miriam, somos cuatro los componentes de lavueltaalmundo.net. Pero tenemos que conseguir que el crecimiento al que no queremos renunciar no esté reñido con la simpleza de un proyecto cercano y accesible.
También es cierto que hay cosas externas que no dependen de nosotros. Por ejemplo, el cambio de algoritmo que introdujo Facebook, que hace que nuestras publicaciones no lleguen a todos nuestros usuarios. Es obvio que eso hace que la gente que nos sigue vaya perdiendo el contacto progresivamente con nosotros, al no aparecerle en su muro de noticias todo lo que vamos publicando.
Pero no queremos echarle la culpa a cosas que no dependen de nosotros, preferimos invertir el tiempo en intentar recuperar ese espíritu que antes conseguíamos trasmitir y que creemos que hemos ido perdiendo. También ha sido culpa de que el crecimiento tan pronunciado de los últimos años nos ha obligado a dedicar muchísimas horas a la gestión propia del proyecto, tanto comercial como administrativa, que nos ha dejado sin tiempo y sin fuerzas para generar contenido más acorde con lo que queremos que sea lavueltaalmundo.net.

Tenemos muchos planes para el futuro, pero para poderlos llevar a cabo será necesario proyectar hacia el exterior lo que es la imagen real de lavueltaalmundo.net, que no es la de una empresa al uso, sino algo mucho más profundo, vital y revelador.
Nos consideraremos unos fracasados si lo único que conseguimos es crear una agencia de viajes de éxito y perdemos por el camino los auténticos objetivos que hace más de una década nos propusimos, que no son otros que los de crear una comunidad de viajeros concienciados sobre el mundo que les rodea, con un fuerte componente social, educativo y ecológico, y con armas para poder luchar contra las injusticias que vemos en nuestros viajes por el mundo, con nuestro camino solidario como exponente más claro de lo que creemos que somos capaces de hacer entre todos.
Esperamos vivir contigo todo lo que deseamos conseguir en los próximos años.





7 Comentarios
Añadir comentario
28/12/2017 - Ana
Seguís siendo tan geniales y auténticos como cuando empezasteis ! Sois inspiradores. Y tengo ganas de
conocer a vuestras nuevas incorporaciones, a ver si en mayo puedo ir al encuentro. Mucho amor para el
2018!
27/12/2017 - Julieta
Me gustó el balance que hicieron ! Quisiera ser parte de esa comunidad de viajeros ! Feliz 2018 !!!
27/12/2017 - Montse
Sou molt valents: primer per fer una reflexió com aquesta i segons per publicar-la. Tot el meu suport
28/12/2017 - Maria Fontal
M' ha encantat aquesta reflexió! Diu molt en favor vostre i dels vostres valors.
M'inspireu!
28/12/2017 - .
Jo, gracias. Es bonito saber que seguís intentando mantener ese enfoque.

28/12/2017 - TERE
Yo pienso que vuestra agencìa es totalmente diferente y no creo que el libro sea un fracaso, dadle algo màs
de tiempo. Es triste pero se lee poco, yo cada noche leìa un cuento a mi hija y hoy es una gran asficionada,
sè con Asia hareis lo mismo. ANIMO Y FELIZ 2018.
29/12/2017 - maria jose
Gracias por esta reflexión tan honesta y por compartirla. Hace años que os sigo y siempre me habeis
producido cierta envidia por la autenticidad, valentía y honestidad en vuestro proyecto. Seguir así por favor;
necesitamos muchas Asias en Marruecos. Ah... nos veremos en Mayo !

 
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info