JAMBIANI Y LA MALDICIÓN DE LOS LUGARES PARADISÍACOS

Blog de viajes




JAMBIANI Y LA MALDICIÓN DE LOS LUGARES PARADISÍACOS
Publicado el Domingo 27-05-2012 - (0 comentarios)

Mar de jambiani, Zanzibar
Salida del Sol en Jambiani

Hacía tiempo que teníamos en mente las playas de Zanzíbar. Numerosos compañeros viajeros nos habían dicho que las playas de esta preciosa isla eran incomparables en cuanto a belleza.
Tenemos la suerte de haber estado en playas inimaginables, de esas que aparecen en los mejores sueños. Filipinas, Indonesia, Tailandia, Malasia, República Dominicana... así que siempre que nos han recomendado alguna playa, hemos tomado la sugerencia con precaución, sabiendo que nuestro baremo es quizás diferente al de la persona que nos está aconsejando dependiendo de su experiencia previa.

En este caso, sin duda, fue diferente. Realmente las personas que nos habían recomendado las playas de Zanzíbar sabían de lo que hablaban.
Eso lo supimos cuando después de llegar a Jambiani, en el sureste de la isla, embobados no podíamos dejar de mirar el mar y sus infinitas tonalidades de preciosos colores verdes y azules que se perdían en el horizonte, fundiéndose con el cielo en una espectacular imagen que cuesta asimilar de tan inconmensurable belleza. Si bien es cierto que no son las mejores playas para bañarse dada su poca profundidad, casi podríamos asegurar que en cuanto a imagen visual son las más bonitas de cuantas hayamos visto.

Uno de aquellos días contratamos una excursión en barca para bucear en aquellas playas de aguas tan cristalinas que parecen una enorme piscina. Desde la barca, bien entrados en el mar, visualizamos postales increíbles, imágenes de difícil descripción, paletas de colores nuevos para nosotros...

Más tarde descubrimos que el pueblo de Jambiani era un lugar auténtico y tranquilo. Decididamente, íbamos a estar muchas días por aquellos lares. El lugar lo merecía.
Sin querer pensar en ello, nuestro subconsciente temía que pasara lo que suele suceder cuando encontramos lugares paradisíacos: o no hay un lugar económico donde alojarse, o no hay internet, imprescindible para nosotros para desarrollar nuestro trabajo.

Tras mucho buscar, encontramos un hostal que cuadraba con lo que podíamos pagar. Una vez alojados, esperanzados pusimos nuestro ´pinganillo´ de internet en el ordenador portátil. La decepción nos embargó al comprobar que no había señal. Eso quería decir que, como mucho, podríamos estar allí un par de días.

La emoción al encontrar un paraíso, es inversamente proporcional a la frustración de tener que abandonarlo en contra de tu voluntad.

Mar de jambiani, Zanzibar
Mar de jambiani, con diferentes tonalidades

Hostal en Jambiani
Desde la terraza de nuestro hostal

Casas típicas de Jambiani, Zanzibar
Casas típicas de Jambiani

Mar de Jambiani, en Zamzibar, Tanzania
Mar de Jambiani

Amanecer en Jambiani, Zanzibar
Amanecer en Jambiani

Amanecer en Jambiani
Contemplando la salida del sol

Barca en jambiani, Zanzibar
Vista desde la barca, mar adentro

Niños lugareños en Zanzibar
Niños lugareños

Excursión en barca Jambiani
En nuestra excursión en barca

Buceo en Jambiani
Preparados para bucear en las aguas transparentes

Barca de pescadores en Zanzibar
Barca de pescadores

Excursión en barca Zanzibar
Uno de los tripulantes de nuestra barca

Bus para Jambiani
Esperando el bus para marchar de Jambiani



0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Xavi y Carme
Xavi y Carme Escritores, viajeros, expertos en marketing online y fundadores de la ONG BPM, somos los autores de esta web. Nos han definido de muchas maneras, pero la que más nos ha gustado fue cuando... Leer Más
¿Quieres conocer nuestro proyecto?
Nuestro Currículum Viajero
¿Qué dice la prensa de nosotros?
Contacta con nosotros
Compañeros de viaje
Compañeros de viaje
Últimos perfiles colgados