ÚLTIMO TRAMO DEL VIAJE EN TAILANDIA
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Domingo 27-11-2005

ÚLTIMO TRAMO DEL VIAJE EN TAILANDIA


Salimos de Camboya desafiando todos los avisos de los amigos y compañeros viajeros que nos habíamos encontrado. ¡Viajamos en autocar desde Siem Reap a Bangkok!!! Nos habían dicho que la carretera desde Siem Reap hasta la frontera de Tailandia era terrible, y no era broma. Este tramo es de tierra y está lleno de baches, por lo cual el viaje de tres o cuatro horas fue bastante movido. Las malas lenguas dicen que las compañías aéreas que funcionan allá hacen algún “regalito” al gobierno camboyano para que no arreglen la carretera y así captar las personas que no están dispuestas a viajar en aquellas condiciones. Nosotros, que ya estábamos finalizando nuestro viaje y que por lo tanto teníamos el presupuesto en números rojos, no dudamos ni un momento: en autocar. No sabemos si fue de tantos avisos o bien que ya teníamos el “culo pelado” de tanto viajar, pero la cuestión es que no nos pareció para tanto.

Al llegar a Tailandia, y tras hacer una cola de dos horas para sellar el pasaporte, todo cambió. Un autocar de dos pisos, nuevo y con todas las comodidades nos esperaba. Y las carreteras en Bangkok, ¡de lujo!

Llegamos a Bangkok al atardecer, y después de alojarnos en lo que fue nuestro hostal de confianza durante todas nuestras estancias en la ciudad, empezamos a pensar qué haríamos con los últimos 10 días de nuestro viaje. Pero primero compramos los billetes de vuelta a Barcelona. Bangkok se caracteriza por tener muy buena oferta turística y por lo tanto no tuvimos ningún problema para encontrar un billete de avión barato para volver a casa. Eso sí, las compañías aéreas eran orientales, y por lo tanto, totalmente desconocidas para nosotros. Al final escogimos una compañía de Kuwait.
Nuestra primera intención era aprovechar al máximo los últimos días del viaje yendo a otro país, a Myanmar, antigua Birmania. Empezamos a buscar información y entonces nos echamos atrás. Este país está dirigido por el autodeterminado “Consejo de la Restauración de la Ley y el Orden del Estado”, un régimen militar y opresivo, que mediante un golpe de estado llegó al poder en el año 1989. El partido que ganó las elecciones legítimamente, con un 89% de los votos aquel mismo año, pide que los viajeros se esperen a visitar una Birmania libre y democrática, como boicot al régimen actual. Con esta información y con el profundo deseo de que se acabe la opresión del pueblo birmano, decidimos no ir.

Finalmente decidimos ir otra vez Ko Pha Ngan, una de las islas de la costa sureste de Tailandia. ¿Qué mejor para poner punto y final a este año que disfrutar de las paradisíacas playas tailandesas? Pero por primera vez en todo el viaje tuvimos mala suerte con el tiempo. Pasamos cinco días en Ko Pha Ngan, y de éstos no hubo ni uno que saliera el sol. Una lluvia torrencial caía a todas horas impidiendo que pudiéramos realizar cualquier actividad.


Por este motivo volvimos a Bangkok, pensando en visitar aquellos lugares que no habíamos visitado anteriormente. Así pues, visitamos el mercado flotante de Damnoen Saduat, que consta de canales dónde a ambos lados hay tiendas y también hay barquitos dónde los comerciantes enseñan y venden sus productos. Para ver el mercado flotante “real”, es decir el mercado no-turístico, se tiene que ir muy temprano, hacia las seis o las siete de la mañana. Nosotros, que para quien nos conocéis, sabéis que no somos madrugadores, nos contentamos en ver tiendas de souvenirs.
También aprovechamos para visitar barrios de la ciudad que no habíamos visto, como por ejemplo Siam Square, donde la modernidad de sus edificios, los centros comerciales y sus peculiares calles levantadas nos sorprendieron muchísimo.

Aquellos últimos días en Tailandia no los acabamos de saborear del todo. El hecho de saber que en pocos días estaríamos en Barcelona hacía que tuviéramos la cabeza en otros temas: volver a ver a la familia y a los amigos, rehacer de nuevo nuestra vida allá... buscar piso y ver cómo quedaba el tema del trabajo. Había demasiadas incógnitas en nuestro futuro inmediato como para estar tranquilos y disfrutar del último tramo del viaje.




0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info