BUENOS Y MALOS MOMENTOS EN SAMANA
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Miércoles 12-03-2008

BUENOS Y MALOS MOMENTOS EN SAMANA

ballena en samana, republica dominicana

Durante nuestros últimos días en Las Terrenas conocimos a Fernando y Ben. Charlando durante nuestros largos desayunos coincidimos en que queríamos ir a Samaná para avistar “ballenas jorobadas”, que durante esta época del año se concentran en la Bahía para aparearse. Ellos tenían la teoría de que existía un acantilado cerca de Las Galeras desde el que podríamos verlas y así evitar pagar los 50 dólares de los Tours en barco que se organizan desde Samaná. Evidentemente nos gustó la idea y nos unimos a la “expedición”. Así, tal y como se suele decir en los chistes, el chileno, el inglés y los dos catalanes nos metimos en el coche en busca de aquel lugar prometido por alguna guía de viajes anglosajona. Tras pasarnos el desvío un par veces debido a la mala traducción, pues en el lugar en el que tenía que haber una gallera (donde se rinden las peleas de gallos) había una pollera (donde se crían pollos), llegamos al empinado sendero que nos llevaría hasta el acantilado. Después de estar un buen rato fijando la vista sobre aquella gran bañera salada buscando algún indicio de ballena (lo usual en estos casos: una cola, una aleta o un gran chorro) nos fuimos de allí jurándonos que aquellas manchas blancas que aparecían a unos cuantos kilómetros eran ballenas. No obstante decidimos que al día siguiente iríamos en barco para verlas un poco más de cerca y con garantías de éxito.
También en Samaná disfrutamos del carnaval. Aquí en República Dominicana se celebra todos los domingos del mes de febrero con gran fevor, resultando una explosión de colores, música y griterío.

A estas alturas ya podemos asegurar que República Dominicana no es un destino ni habitual ni fácil para mochileros. El turismo que abunda en la isla es de viaje organizado, de ressort, un turista al que le comen el coco con la peligrosidad del país para que no se mueva del hotel y consuma solamente allí. Por otra parte, los precios de los servicios turísticos son muy altos, y aunque es posible moverse en transporte público a precio dominicano, para desplazarse por las rutas no usuales de los lugareños, se tiene que pasar por el aro y pagar a precio europeo (nivel nórdico).

El atractivo de este país se basa en su entorno natural, en sus gentes, y el viajero se debe olvidar de ese afán por conocer lugares históricos, monumentos, pueblos bonitos… Quizás nuestra idea preconcebida del típico pueblo marinero a la Europea hizo que nos sorprendieran las poblaciones que hemos visitado hasta ahora: Las Terrenas, Samaná, Río San Juan, Cabarete y Sosúa, en la costa norte de la isla. El urbanismo no tiene mucho encanto y no existen vestigios antiguos.
Pero eso es precisamente lo más atrayente de viajar… conocer, aprender, romper con los prejuicios sobre el resto del mundo, sobre las personas y su cultura. Este descubrimiento diario es lo que nos motiva a movernos, a querer ver más.
Aunque hay ciertos momentos en los que desearíamos estar con los nuestros, porque nos necesitan, porque simplemente es lo que sentimos…

Desde aquí queremos recordar a Tomàs Corretgé, “l’avi”, nuestro abuelo querido, allí donde estés. Aventurero, fuerte, avanzado a tu tiempo, dedicado a los demás… Recorriste un largo camino lleno de grandes experiencias. Aprovechaste al máximo tu vida hasta que tu salud te lo permitió. ¡Viviste plenamente! Así te recordaremos siempre los que te queremos y admiramos.



carnaval en republica dominicana




la escuela en república dominicana






0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info