VILLA EL SALVADOR, LA ILUSIÓN POR ENCONTRAR UN FUTURO MEJOR EN LIMA
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Viernes 22-04-2005

VILLA EL SALVADOR, LA ILUSIÓN POR ENCONTRAR UN FUTURO MEJOR EN LIMA


Llegamos a Lima, desde Cuzco, y lo primero que notamos fue el cambio de clima, del andino al de la costa. El escenario también cambió… de las verdes montañas a las dunas de arena. El paisaje urbano también nos pareció bastante diferente. Saliendo de la armonía y belleza del ombligo del mundo, Lima nos pareció en un principio caótica y vulgar. Lima tiene aproximadamente 10 millones de habitantes, de estos se dice que la mitad viven en la pobreza absoluta, sin las necesidades básicas como son el agua y la electricidad.

Nos dirigimos a nuestro hotel en Lima, el Hotel España curiosamente. Una vez allí, para nuestra sorpresa, nos hicieron una entrevista para la televisión local. De lo que nos enteramos más tarde es que había un motivo político detrás. Y es que, unos días antes, había salido a la luz que una compañía aerea chilena estaba difundiendo un video informativo sobre Lima durante sus vuelos Santiago-Lima que era peyorativo para la ciudad, y además, según los Limeños, desfasado del todo. En una parte de este video, enseñaban el Hotel España, imágenes de hace 10 años. El Hotel, con el propósito de demostrar que el video no hacía honor a la verdad, invitó a las cadenas de televisión a filmar sus interiores. El caso es que este hotel nos sorprendió gratamente por la belleza de su arquitectura colonial y por su calidad en relación al precio, por cierto muy económico. Este hecho del video, reabrió las heridas nunca cerradas entre Chile y Perú, a raíz de la guerra de 1879. Después de nuestra estadía en Lima, llegamos a la conclusion de que al gobierno peruano le interesa esta polémica para desviar la atención de otros temas actuales, como la corrupción política. Los peruanos están totalmente desencantados de la política. Según nos comentaron, hay tanta corrupción que ha llegado un momento en que la gente lo encuentra normal.

En Lima nos volvimos a encontrar con las chicas españolas que conocimos en Cuzco. Justamente estaban en el mismo Hotel que nosotros. También nos reencontramos con un viejo amigo, Javi. Él es tripulante aereo de una compañía española que vuela hacia diferentes puntos de latinoamérica. Así que cuando supimos que estaba en Lima, nos apresuramos para verlo. Quedamos con él una noche para ir a cenar y Javi nos invitó al Restaurante Rosa Naútica, según nuestro punto de vista de super-lujo. Su comida es de la categoría de los grandes cheff internacionales y el entorno es magnífico, pues está sobre el mar, en la playa de Miraflores. Nosotros, que estábamos acostumbrados a comer menús de 1 Euro, ese día alucinamos.

De Lima, en esos tres primeros días, vimos poca cosa: La Plaza de Armas, donde se encuentra la catedral, el ayuntamiento y el Palacio de Gobierno; las bulliciosas y comerciales calles de los alrededores, y el Parque de la Muralla, construido recientemente y donde se puede apreciar los restos de la antigua muralla colonial. Allí también está la escultura de Francisco Pizarro, que durante mucho tiempo la han ido moviendo de los diferentes puntos importantes de la ciudad. Nos resultó inédito que los limeños lucieran esa escultura, pues el conquistador no es muy querido en Perú.
También allí nos pusimos en contacto con Samuel, un chico peruano con el que llevábamos tiempo escribiéndonos gracias a una catalana de Santa Perpètua de la Mogoda, Isabel. Ella nos habló de una organización de jóvenes, “La Casa Alternativa Joven” (CAJ), que se encuentra en un distrito de Lima, llamado Villa El Salvador. Samuel, uno de los miembros de esta organización, nos escribió y nos invitó a conocer la CAJ y Villa. Nosotros, a la vez, nos ofrecimos para ayudarles voluntariamente en lo que pudiéramos, y así quedamos con ellos que colaboraríamos con el tema de la página web y con soporte psicológico dentro de un programa de madres adolescentes que están llevando a cabo en la actualidad. Así conocimos a Samuel, un chico encantador, seguidor incondicional del Barça. Él nos comenzó a explicar la historia de Villa y de la CAJ, y en seguida nos fascinó.


Villa El Salvador es un distrito de Lima bastante reciente, de hace 34 años. Nació de la necesidad de un montón de famílias que provenían del entorno rural de establecerse en la ciudad. Villa, en sus orígenes, no era más que dunas de arena cercanas al mar. Esa gente “invadió” ese territorio seco para construir un futuro mejor para los suyos. Los inicios fueron muy duros. La gente vivía en casas hechas de esteras de paja sin electricidad ni agua. Además durante el proceso de construcción del distrito existía el terrorismo en el Perú, y los lugares más humildes es donde operaba con más fuerza. Pero la ilusión y la tenacidad de aquellos primeros pobladores hicieron que poco a poco consiguieran mejoras y que se fuera dibujando un lugar apto para vivir. Villa, de esta manera, se puede decir que se creó gracias a la colaboración y cooperación entre la gente, pues las autoridades de aquella época no los ayudaron. Los mismos vecinos crearon las estructuras para poder tomar decisiones a nivel grupal, como por ejemplo la figura del dirigente de cada grupo de viviendas. También se organizaban entre ellos para la limpieza, la vigilancia, etc.

Hoy en día, Villa es un distrito de aproximadamente 500.000 habitantes. Aún hay zonas invadidas recientemente, que están viviendo actualmente el proceso de construirse como barrio, luchando por una vida digna. Dentro de la historia de Villa hay unos personajes y unos hitos que han hecho que se refuerce el orgullo de pertenecer a este distrito. María Elena Moyano fue uno de estos personajes. Ella, que era una mujer de origen humilde y de raza negra, consiguió movilizar a miles de personas para lograr mejoras para el distrito. Era una mujer muy valiente que no se achicaba delante de nadie. Tampoco lo hizo ante las amenazas del Grupo Terrorista Sendero Luminoso. Este grupo la asesinó brutalmente. Su muerte marcó mucho a la gente, pues María Elena ante todo era una persona del pueblo. Así la gente se identificó mucho con ella y esto hizo que de alguna manera tomaran fuerzas para enfrontarse al terrorismo. Los hitos históricos que realzan el orgullo de Villa fueron, entre otros, la visita del Papa de Roma, y que fuera declarada ciudad mensajera de la paz.
La CAJ es una organitzación que quiere tener continuidad dentro de este espíritu luchador de Villa. Es una asociación sin fines de lucro de origen popular y su carácter es eminentemente social, que se propone acompañar a los jóvenes de Villa, y a partir del reconocimiento de sus propios valores, promover procesos sociales, organizativos y educativos que estimulen el liderazgo y contribuyan a mejorar su calidad de vida en el marco del Plan Integral de Desarrollo de Villa El Salvador. La CAJ se fundó en el 1993, en momentos especialmente difíciles para la comunidad de Villa y el país por causa de la violencia política y la descomposición del tejido social. En ese sentido y mediante acciones puntuales, la CAJ está poniendo en práctica una nueva forma de trabajo con jóvenes, adolescentes y niños, proporcionándoles las herramientas necesarias para el desarrollo de sus capacidades, habilidades y de su identidad que les sirva para su vida cotidiana y que revierta hacia su propia comunidad. Para ello, se desarrollan campañas de orientación sobre problemática juvenil a través de charlas, conferencias, talleres u otros. También se desarrollan talleres de capacitación en el campo laboral y asesoría legal para iniciar un negocio. Aparte de todo esto, en la CAJ se llevan a cabo intercambios culturales con gente de otros paises, como nosotros.


Así pues, depués de conocer todo esto de Villa y de la CAJ, no dudamos ni un momento en que la experiencia nos enriquecería más de lo que en un inicio pensábamos. Samuel nos vino a buscar al centro y fuimos hacia la CAJ, que sería nuestro hogar durante las próximas tres semanas. El primer día también nos acompañó Javi, movido por conocer la otra realidad de Lima, que normalmente no ve en sus cortas estadías en la ciudad. Llegamos a la CAJ y nos recibió el Presidente de la organización, Pepe, un chico de una personalidad y carisma que han hecho posible arrastrar a otros jóvenes en la consecución del sueño de la CAJ. Él nos acabó de explicar la historia de Villa y de la organización y nos hizo partícipes de todos los proyectos que estaban desarrollando y que tenían planificados. También conocimos a Oder y a Raquel. Oder, el alma alegre del grupo, es un chico que nos cautivó en seguida por su simpatía y la manera desenfadada que tiene de enfrontar la vida. Raquel, que se dedica a impartir los talleres de manualidades, nos hizo sentir como en casa. Más tarde y paulatinamente, conocimos a los otros miembros de la CAJ, que nos recibieron con la gentileza y el cariño como si nos hubieran conocido desde siempre. La Tati, la pareja de Oder, nos acompañó en algunas de nuestras salidas. La Noelia, la filósofa de la casa, nos invitó a su universidad a una demostración de Yoga. Con Gato nos pegamos unos bailoteos, y con Carlos estuvimos disertando sobre la vida…

Oder y Samuel fueron los que nos acompañaron la mayoría de las veces en las salidas para conocer Villa y Lima, y no les podemos dejar de agradecer como nos regalaron su tiempo sin esperar nada a cambio. En Villa, pudimos conocer no tan sólo los lugares sinó que también como la gente desarrolla su vida cuotidiana. Así visitamos el Parque Industrial, que es una zona donde se encuentran las pricipales industrias del distrito. Entre ellas está la industria de la madera, del calzado y de las artesanías. Tuvimos la oportunidad, incluso, de conocer a un empresario del sector de la madera que nos explicó cómo trabajaba. También conocimos el cementerio de Villa donde, a los pies de la tumba de María Elena Moyano, nos explicaron su triste y emocionante historia. Visitamos una escuela, donde tuvieron la amabilidad de pasearnos y de conocer a casi todos los cursos, y donde vimos como ensayaban bailes populares un grupo de niños y niñas. Conocimos un PRONOEI, lo que sería una escuela para niños pre-escolares. Allí la escolarización no es obligatoria hasta los 6 años. Este tipo de escuelas son posibles gracias a la voluntariedad de las profesoras y a la organización de los padres y madres de los niños, pues no hay recursos suficientes. También fuimos testigos de las zonas invadidas recientemente, y que actualmente están luchando para que les llegue agua corriente y electricidad. Pudimos hablar con el dirigente de uno de estos grupos y nos explicó cómo se organizan y como a veces hacen actividades para recoger dinero para las familias que llegan para pagar los gastos. Las partes más bonitas de Villa, también las conocimos, entre otras el Parque Zonal, un parque precioso donde la gente pasa su tiempo de ocio en familia. También conocimos el estadio olímpico, al que todo el mundo puede acceder libremente para practicar deporte. En Villa, como los hitos conseguidos són del pueblo, también son cosas mucho más ajustadas a las necesidades y la realidad de este. Por ejemplo, una cosa que nos resultó muy gratificante, es que cada grupo de viviendas dispone de una cancha de futbol, de baloncesto y de una zona para que los niños jueguen muy cerca de casa.

Durante las tres semanas que estuvimos allí, pudimos gozar de actos sociales que nos ayudaron a entender mejor las costumbres de allí. Una de las cosas que nos impactó más positivamente fueron las “polladas”. Una familia organiza una “pollada” para recaudar dinero por algún motivo en especial. Se trata de que cocinan pollo asado con patatas, y invitan a sus vecinos y amigos. Estos, a su vez, colaboran con una cantidad estipulada, el precio de un menú. También asistimos a la fiesta de despedida de Johny, pues emigraba a España. Desgraciadamente, es una cosa que está volviéndose muy común en Perú: Un chico joven deja su tierra y su familia para emigrar a otro país. En esa fiesta hubo ron, cerveza… pero también lágrimas. Aún así, el carácter del peruano es muy alegre, y no faltó música, y con ella las parejas bailando salsa. También disfrutamos de la fiesta de cumpleañosde Cristofer, el hijo de Melody, una de las chicas que participan en el programa de madres adolescentes.

De nuestra experiencia como colaboradores de de la CAJ, nos queda un recuerdo imborrable y una experiencia magnífica. La página web, aunque los contenidos no están del todo acabados, ya está preparada para entrar en ella. La dirección es la siguiente: http://www.casaalternativajoven.org Esperamos que con esta nueva herramienta, la CAJ pueda tener una mayor proyección, tanto a nivel nacional como internacional. Con el grupo de madres adolescentes, pudimos conocer una problemática que en Perú, por desgracia, es demasiado habitual. Dentro de una sociedad más bien machista, es muy difícil para una chica adolescente con un crío poder rehacer su vida y llegar a salir del entorno marginal en el que normalmente se encuentra. La CAJ, juntamente con la ayuda de una organización llamada DECO, han hecho, con un programa de capacitación laboral, que estas chicas tengan una salida para poder desarrollarse y realizarse como personas. Así, están llevando a cabo sus estudios sobre costura, estética y cocina. De la relación con las chicas, nos queda un fuerte sentimiento de admiración por la fortaleza que tienen, pues a pesar de las dificultades que tienen (que son muchísimas) están echando para adelante con su hijo/a a una edad en que la mayoría de nosotros tenemos pajaritos en la cabeza. Nuestros mejores deseos están con ellas y con su futuro.
Pero no es oro todo lo que reluce, pues durante nuestra estadía en Villa, tuvimos que correr al hospital… Nada de importancia, sólo un pequeño susto que nos dio una bacteria, debido a algo que comimos en mal estado. Por suerte, como tenemos un seguro de viaje, nos atendieron, sin coste, en un hospital muy correcto. Ahora que, no queremos que nadie se piense que hay algún peligro con la comida en Perú, bien al contrario, pues estamos disfrutando de la comida como nunca. Perú tiene una gastronomía muy variada y exquisita: desde la comida “criolla”, hasta la comida de la sierra que proviene de las antiguas tradiciones andinas. El maíz es la base de la alimentación, y podemos encontrar infinidad de platos y de bebidas que contienen este alimento, como la “chicha”. El plato que más nos gustó fue el “ceviche”, a base de pescado y marisco casi crudo. La bebida alcohólica por excelencia es el Pisco, y aunque peruanos y chilenos se lo disputen como bebida propia, tenemos que decir que el mejor Pisco-sour –un combinado de pisco, limón, clara de huevo y azúcar- se hace en Perú.

Nuestros amigos también nos llevaron a conocer Lima. Del centro conocimos el barrio chino, y los mercados como “El Hueco” y “Polvos Azules” donde puedes encontrar de todo a muy buen precio. Vimos el gran contraste entre Villa y el distrito de Miraflores, el lugar donde acostumbran a ir los turistas y donde viven las personas de clase alta. En Barranco, el distrito más bohemio, pasamos por el “puente de los suspiros”, lugar obligado para los enamorados… También conocimos el museo del ejército, en el Callao, fortaleza que dejaron los españoles. Y finalmente fuimos a bailar a San Juan de Miraflores, donde Oder y Tati hicieron una demostración del ritmo de los peruanos. Otro punto que conocimos, fueron los restos arqueológicos de Pachacamac, en el distrito de Lurín. Este distrito también se formó a partir de las invasiones de las personas que provenían del campo, y lo que más nos impresionó fue que la población está al lado de los restos arqueológicos. Estos restos, de origen pre-inca son muy interesantes, y por un momento, te olvidabas de que estabas en Perú, podrías pensar que te encontabas entre las pirámides de Egipto.

Desde el inicio de este largo viaje, hemos visto grandes monumentos, ciudades de una belleza espectacular, la naturaleza en su gran esplendor, pero una vez más hemos encontrado la belleza auténtica en el interior de las personas y en sus acciones… Al final, tenemos que dar las gracias a toda esta gente porque, aunque estamos muy orgullosos de la tarea que hemos desarrollado allí, nos vamos con la sensación de que hemos recibido mucho más de lo que hemos aportado.

Para información sobre visado Perú, visita nuestro foro de viajes.




0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info