POKHARA, LO QUE PUDO HABER SIDO
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Jueves 08-10-2009

POKHARA, LO QUE PUDO HABER SIDO

Vista aérea de Pokhara, NepalVista aérea de Pokhara

Cuando de aquí en adelante pensemos en Pokhara, nos acompañará una sensación de “lo que fue y lo que pudo haber sido”.
Porque nuestra estancia en esta bella ciudad bañada por el lago Phewa fue una frustración diaria: el maldito monzón cubría a diario el cielo de nubes que imposibilitaban divisar la fascinante ubicación de este lugar.

Desde Pokhara, en un día claro, uno puede ver los Anapurnas, y también Dhaulagiri y Manaslu, que se encuentran entre los “ocho miles”. La ciudad se encuentra rodeada de montañas, el Himalaya nepalí…… ¡y es tan desesperante levantarse por la mañana, correr la cortina de la habitación del hostal y ver que todo está encapotado!!!
Y uno se va a dormir con la esperanza de que el nuevo día amanezca sereno y despejado, para así tener el privilegio de contemplar una de las zonas más impresionantes del planeta.

En seis días que estuvimos en Pokhara, apenas unas horas de tregua tuvimos en las que el cielo no estaba completamente opaco. Durante esos instantes, aprovechamos al máximo lo que pudimos, pero esos pequeños claros no nos permitieron ver demasiado. De hecho, fue como ponernos la miel en los labios, y contemplar apenas una diminuta parte de lo que es en conjunto este maravilloso lugar.

Aquella mañana, en la que junto a Jordi y Anna alquilamos unas motos para ir de excursión, nos quedó clarísimo que Pokhara es un lugar al que queremos volver, pero cuando no sea época de monzones, para así poder disfrutar de todo el esplendor que ofrece este regalo de la naturaleza.

Tampoco podemos decir que no disfrutamos en Pokhara, pues no sería cierto. La ciudad tiene su gracia (aunque está excesivamente enfocada al turismo), y su entorno, con el lago Phewa acompañando todo el trazado longitudinal de la población, es maravilloso. La visita a la pagoda de la Paz Mundial, a pocos kilómetros y con unas espléndidas vistas, es también digna de mención.

Pero durante nuestros días allí siempre nos acompañó una sensación de que nos estábamos perdiendo algo, de que nos faltaba alguna cosa… como cuando bebes una cerveza sin alcohol o como cuando ves un buen partido de fútbol sin goles.



La Pagoda de la Paz Mundial, en Pokhara, Nepal

La Pagoda de la Paz Mundial


El lago Phewa, en Pokhara, Nepal

El lago Phewa


Nepal Ice, la cerveza nepalí

Nepal Ice, la cerveza local


El entorno de Pokhara, Nepal

El entorno de Pokhara


La Pagoda de la Paz Mundial, en Pokhara, Nepal

En la Pagoda de la Paz Mundial


Excursión para ver los Himalayas, en Nepal

Con Jordi y con Anna


Parapente en Pokhara, Nepal

Parapente en un lugar único


Fauna en Nepal

Un cuervo amenazándonos con comerse nuestra comida


Botes en el lago Phewa

Botes en el lago Phewa


Vista aérea en Pokhara, Nepal

Vista aérea de la zona


Viaje en moto Nepal

De excursión en moto


Paisaje de Pokhara, Nepal

Pokhara, al fondo


Pueblo Tibetano

En uno de los pueblos tibetanos


Banderas en un pueblo tibetano

Banderas en un pueblo tibetano




0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info