EL HAMMAM, UNA EXPERIENCIA ESPECIAL EN MARRUECOS

Blog de viajes




EL HAMMAM, UNA EXPERIENCIA ESPECIAL EN MARRUECOS
Publicado el Martes 09-12-2014 - (1 comentarios)


Con las chicas del grupo de viaje de octubre 2014 en el Hammam Mille et une nuits

Viajar es mucho más que visitar lugares hermosos. A través de los lugares intentamos conocer a las personas, comprender un modo de
comportarse o una forma de hacer diferente a la nuestra. Pero además de la ruta turística, hay experiencias que nos permiten entrar por
un momento en la vida cotidiana de los habitantes del país que visitamos, y esos momentos son oro para un viajero que se precie.

Ir a un Hammam en Marruecos puede convertirse en uno de estos momentos especiales y de aprendizaje que tanto nos
gusta, pues allí el típico baño árabe forma parte de una tradición que aún está muy viva entre la gente. Las ciudades
están llenas de hammams que, según nos contaron, están subvencionados por el estado, lo que dice mucho del grado en que se valoran
estos lugares. Así, en Marrakech por ejemplo, por un euro se puede hacer uso de las instalaciones, la sala de vapor, agua caliente y fría. En
la práctica, el hammam acaba siendo el centro de belleza familiar donde puedes tomar una ducha, exfoliar tu piel, ponerte mascarillas,
teñirte, o incluso depilarte si lo deseas. La gente suele ir con familiares o amigos, eso sí: los chicos con los chicos y las chicas con las
chicas. De esta manera, lo que sería sólo un momento de higiene íntima se convierte en un evento social muy común. Entre cubiletazos de
agua se barajan chistes, chismes, secretos, confesiones… Quizás es la desnudez o quizás el ambiente cerrado de los baños o incluso pueda
ser ese juego de luces y sombras entre los vapores…, pero hay algo en la atmosfera de este lugar que hace que te abras más, que te
sientas más cercano a los otros.

Las herramientas básicas para ir a un hammam son: el guante de kessa, un guante de ropa rugosa
que rasca la piel permitiendo su exfoliación sin dañarla. El jabón negro, hecho a base de aceitunas y eucaliptus, sirve
para suavizar y reblandecer la piel antes de la exfoliación. La arcilla, para realizar una mascarilla corporal que suavice y
nutra la piel como toque final al tratamiento de belleza.

Si bien la experiencia más auténtica es ir a un hammam tradicional (como por ejemplo el Hammam Dar el-Bacha), es
cierto que es un poco difícil saber cómo funciona si no se va acompañado por un lugareño. Son pocos los extranjeros que entran y las
personas que trabajan allí no suelen hablar idiomas. Por otro lado, estos baños están pensados para que el cliente se sirva a sí mismo, por
lo que carece de los elementos necesarios para un servicio de exfoliación o de masaje, por ejemplo una camilla o algo parecido… por lo
que, experiencia contrastada, puedes acabar tirado en el suelo con lo que eso conlleva a nivel higiénico.

También está el hammam turístico. Algunos de ellos se parecen a lo que entendemos actualmente por un “spa” (como
Les bains de Marrakech o Les Bains de Azahara) y otros se acercan mucho más a la experiencia de hammam marroquí
pero con el servicio de tratamiento de belleza incluido (como el Hammam Mille et une nuits). Hay algunos que son verdaderas preciosidades
a nivel de arquitectura y decoración, por lo que la experiencia se convierte en un lujo para los sentidos. Si bien todos estos pierden un poco
en autenticidad, evidentemente, puesto que no son los lugares donde suelen ir la mayor parte de marroquíes.

Tras seis meses en Marruecos, hemos probado muchas opciones de hammam y hemos disfrutado del momento en cada
una de ellas: Nos hemos desternillado en el hammam tradicional con situaciones surrealistas entre equívocos y malentendidos debidos al
idioma, nos hemos relajado en salas de decoración exquisita en el hammam turístico, hemos hecho tertulia en la sauna y hemos disfrutado
de un té a la menta reparador tras el tratamiento.

¿Sabes que organizamos viajes por el sur de Marruecos? ¡Aquí tienes información y
fechas!







Con Nuria y Eva, en la entrada del Hammam tradicional Dar Bacha.


Les Bains de Marrakech.


Les Bains de Azahara.


Hammam Mille et une nuits.



1 Comentarios
Añadir comentario
27/01/2015 - ViajesBolivia
Interesante, estuve casi 8 años en Madrid y nunca tuve la oportunidad de por lo menos viajar a estos lugares tan cercanos, se aprende mucho.
Saludos y buena iniciativa la web.
Xavi y Carme
Xavi y Carme Escritores, viajeros, expertos en marketing online y fundadores de la ONG BPM, somos los autores de esta web. Nos han definido de muchas maneras, pero la que más nos ha gustado fue cuando... Leer Más
¿Quieres conocer nuestro proyecto?
Nuestro Currículum Viajero
¿Qué dice la prensa de nosotros?
Contacta con nosotros
Compañeros de viaje
Compañeros de viaje
Últimos perfiles colgados