Viajar a Marruecos
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

VIAJAR A MARRUECOS


Información para preparar tu viaje a Marruecos


INFORMACIÓN GENERAL DE MARRUECOS

Capital: Rabat
Extensión: 446.550 Km2
Habitantes: 32.412.175
Moneda: Dirham
Idioma: Árabe (oficial) y variantes bereberes. Francés y español también son hablados.
Datos plobación: Árabes y amazig (berebere) en su mayoría. No existe un censo sobre etnias ni datos fiables.
Religión: 98% Musulmanes (sunnitas) 2% Cristianos y Judíos

RESUMEN DE NUESTRO VIAJE A MARRUECOS

Marruecos, en nuestra memoria, es descansar a la sombra del patio de un Riad saboreando un té con menta. Es una mezcla a partes iguales de exotismo y costumbres familiares, con las que nos podemos identificar si escapamos de los prejuicios religiosos.

Estuvimos viajando por Marruecos durante un mes entero en el que recorrimos gran parte del centro del país. Nuestra ruta fue la siguiente: Marrakech, Ouarzazate, Garganta Dades, Garganta Todra, Fez, Meknes, Azrou, Azilal y Essaouira.

Marruecos es un país lleno de sorpresas que te cautivarán si estás dispuesto a dejarte llevar. El marroquí en general es abierto, vivo, espontáneo... Se deja conocer y es muy hospitalario con los forasteros.
Las ciudades antiguas de Marruecos te impresionan y te desconciertan. Es como retroceder unos cuantos siglos atrás: Marrakech, Fez, Meknes, son algunos de los ejemplos de ello.
Te recomendamos perderte en los callejones de las medinas. Es casi imposible seguir las indicaciones de los mapas y, al menos en nuestro caso, se pierde la orientación con facilidad, pues se trata de un laberinto de calles estrechas y retorcidas.
Quizás esta es la gracia del asunto: pasear sin saber a donde te diriges... Si te interesa algo que encuentras por el camino, no digas 'ya volveré en otro momento', porque es posible que no lo vuelvas a encontrar. Muéstrate seguro, paso firme, o no te vas a quitar de encima a los falsos guías, ofreciéndote sus servicios.

A nivel natural tenemos las cordilleras del Atlas y del Rif, que separan o enmarcan verdes valles y mesetas, pero también podemos disfrutar del desierto del Sáhara, (el desierto cálido más grande del mundo), sus dunas y noches estrelladas.

Viajar a Marruecos
Centro de una medina de Marruecos


Mejor época para viajar a Marruecos

No es recomendable viajar al desierto de Marruecos en pleno verano por exceso de calor, ni ir a las montañas en invierno por exceso de frío, así que lo que aconsejamos es ir en época de entretiempo.
Quizás, si quisiéramos afinar, diríamos que la mejor época para viajar a Marruecos sería entre marzo y junio. Nosotros fuimos en pleno agosto y, además de no poder ir al desierto, lo cierto es que en varios lugares de nuestra ruta sufrimos un calor infernal.

Moulay-Idriss Marruecos
En Moulay-Idriss

Transporte

Para viajar por Marruecos, se puede utilizar combinación de transportes:
Tren: Siempre que se pueda pues está muy bien pero no alcanza a todo el territorio.
Autocares: El servicio de autocares no es muy bueno. Existen 2 compañías grandes que ofrecen un buen servicio y tienen vehículos en condiciones, pero se tiene que reservar con mucha antelación pues los trayectos se llenan muy rápido.
Grand taxi: Se trata de coches (Mercedes antiguo) donde pueden ir hasta 6 personas (además del conductor). No es muy cómodo, pero es una forma barata y rápida de viajar. Y va muy bien para trayectos de como máximo 2 horas.
Existen zonas que son de muy difícil acceso si no dispones de vehículo propio (el Valle del Draa, el valle del Dadés, etc), así que ir con nuestro propio coche a Marruecos puede ser una buena opción.

Gastronomía de Marruecos

La comida en Marruecos es exquisita. La materia prima es de calidad (verdura, fruta, carne, el pan...) y la gastronomía es fascinante.
Para comer un buen cus-cus, es necesario ir a una casa particular. No sabemos porqué, pero en los restaurantes no es lo mismo.
Los tajines (estofados en cacerolas de barro) hay de todo tipo, y en cada zona son diferentes.
En cuanto a postres, las dulcísimas postres elaborados con frutos secos son algunas de las especialidades. La bebida por excelencia es el té a la menta, riquísimo.
Quizás el único inconveniente que le encontramos a la gastronomía de Marruecos es que es poco variada.

Ruta por Marruecos

Esta es la ruta que seguimos en nuestro viaje mochilero por Marruecos durante 30 días.

Marrakesh

Marrakesh es una ciudad seductora y canalla, cuyo agradable desorden nos hace sentir que estamos en un lugar especial. Fue nuestro primer punto en Marruecos, y recordamos que al llegar allí el calor era sofocante.
Para encontrar un hostal barato en Marrakesh nos adentramos en la medina, que nos empezó a evoocar tiempos pasados.
Aquella misma tarde, fuimos a la plaza Jemma el Fna, no demasiado lejos del hostal en el que nos hospedamos. Nos habían recomendado tomar una taza de té a la menta en la terraza de uno de los restaurantes de la misma plaza y obtener así una vista aérea de la zona. La verdad es que fue una bonita experiencia. La plaza es un lugar de encuentro para todo el mundo: vendedores de frutas, cestos de mimbre, dulces, souvenirs, bisutería, dentistas, curanderos, charlatanes, encantadores de serpientes.....
Imprescindible tomar un zumo de naranja en los puestos de la plaza. Es uno de los mejores zumos que hemos probado nunca.
Visita obligada son sus zocos, mercados donde se puede encontrar de todo, eso sí, previo regateo.
También imprescindible es La Mezquita de La Koutoubia. Su minarete es particularmente impactante para los españoles por su semejanza con la Giralda, para la que sirvió de modelo.
Y hablando de mezquitas, en Marrakesh hay más de 300.
Marrakesh merece varios días de visita, para poder contemplar sus murallas, el Palacio Real, las tumbas de los Saadíes, etc...

Plaza de Jamaa el Fna, Marrakesh
Plaza-de-Jamaa-el-Fna, la plaza central de Marrakesh


Ouarzazate

Ouarzazate es una pequeña ciudad al sur de de Marruecos. Se la conoce con el sobrenombre de Puerta del Desierto y también por el de El Hollywood de África, ya que en la ciudad hay muchos estudios de cine entre los que se encuentran unos de los más grandes de todo el mundo, los Atlas Studios.
Se puede realizar una visita a estos estudios que, además de agradable, nos permitirá conocer un poquito la historia del cine. Por estos parajes se han rodado películas muy famosas, como por ejemplo La Joya del nilo, Los diez mandamientos, Lawrwnce de Arabia, Gladiator, etc.
Ouarzazate se caracteriza por su variedad de paisajes, la hospitalidad de su gente y una arquitectura muy auténtica. Incluso los cada vez más numerosos hoteles intentan respetar dicha arquitecura, lo cual es de muy agradecer.
En Ouarzazate se encuentra la Kasbah Taourirt, una ciudad fortificada construida de adobe. Tiene torres almenadas y está considerada una de las kasbahs mejor conservadas de Marruecos.
A 30 kilómetros de Ouarzazate, encontramos la Kasbah Ait Ben Haddou, tan espectacular que ha salido en varias superproducciones de Hollywood como La momia o Gladiator.

Nosotros tuvimos suerte, y en el trayecto en autobús desde Marrakesh conocimos a Abdullah, un chico joven que estaba estudiando castellano. Sólo vernos, se interesó por nosotros. Durante los días que estuvimos en Ouarzazate, muchas veces quedamos con él. Recordamos con mucho cariño una noche que nos invitó a cenar a su casa con su familia. Y lo cierto es que allí probamos uno de los mejores cous-cous de nuestra vida!

Kasbah en Ouartzazate
Kasbah en Ouartzazate


Garganta Dades

En nuestra ruta, empezamos a ascender por la falda del Atlas desde la población de Boulmane Dades con el objetivo de penetrar en las impresionante garganta de Dadés, que toma el nombre del mismo río. Al principio de todo, se encuentran bastantes kasbahs abandonadas. el paisaje es precioso, con montañas de formas muy extrañas y de color rojizo.
Una vez arriba, la vista es espectacular. La carretera serpentea y ofrece una vista muy fotogénica.
Allí había un pequeño bar-restaurante. ¿Qué mejor lugar para tomarse un té a la menta?

garganta Dades
Carretera en zig-zag en la garganta Dades


Gargantas del Todra

Las gargantas del Todra es un cañón de paredes verticales, ensanchándose poco a poco desde su entrada hasta su tramo final donde finalmente desaparece. Sus paredes suelen alcanzar aproximadamente los 300 metros de altura.
El camino hasta las gargantas es sublime y con vistas panorámicas espectaculares, ya que la carretera discurre por un valle repleto de palmeras y antiguas kasbahs. Por el interior de la garganta discurre un río, llamado también Todra.
Por esta zona, las noches son muy frías en cualquier época del año, a pesar de que por el día luce el sol de manera vigorosa.
Es uno de los puntos turísticos más visitados de Marruecos, y nosotros tan sólo te podemos decir que la visita merece la pena.

garganta Todra
Paisaje en la garganta Todra


Fez

La poblaciónde Fez es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y eso es suficiente carta de presentación. Este lugar te transportará a la época medieval cuando recorras su medina, un entramado laberíntico de pequeñas callejuelas. Las cuatro puertas de esta medina, son imponentes entradas con mosaicos característicos.
Está considerada la capital cultural, religiosa y espiritual de Marruecos. En Fez disfrutarás recorriendo sus zocos, tomando un té a la menta en una terraza, visitando sus innumerables madrassas (escuelas coránicas), contemplando multitud de artesanos realizando tareas que en Occidente hemos olvidado, etc. Si precisamente hay una imagen característica de Fez, es la de las cubetas de tintes de piel, enormes pozos de colores muy fotogénicos.
Es posible contratar un guía para que te informe sobre la medina y te lleve a los lugares más interesantes, pero seguramente visitarás más tiendas (donde él, claro, tiene comisión) que lugares turísticos.
Fez es un regalo para la vista y para los sentidos, y su medina es simplemente inolvidable.

Tintes de piel en Fez
Famosos pozos de tintes de piel en Fez


Meknes

Meknes es una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos, junto con Fez, Rabat y Marrakesh. Es, de todas ellas, la que tiene una apariencia más moderna. Una de las atracciones principales de la ciudad es el mausoleo de Moulay Ismail, quien convirtió a Meknes en el foco de atención del país durante finales del siglo XVII. Otros lugares a visitar son el Museo de Arte de Marruecos, con joyas esplendorosas, y Bab Mansour, la puerta más grande de la ciudad. De las ciudades imperiales, es la menos conocida y visitada por los turistas, así que nos ofrece también la ventaja de estar menos masificada. Es de clima calido y caluroso en verano, frío en invierno y lluvioso en otoño y primavera.
Pasear por sus zocos es una actividad gratificante y muy entretenida. En general, creemos que es un lugar de Marruecos que se debería visitar.

Centro de Meknes
Mercadillo en el centro de Meknes


Azrou

Esta pequeña villa bereber, situada en el atlas medio, fue nuestro siguiente punto después de Meknés. El centro de Azrou es probablemnte uno de los más atractivos de la región, además de que es difícil encontrar uno que se le asemeje en todo el país. Una de las cosas que más llaman la atención en esta parte de la ciudad son sus tejas de color verde brillantes que cubren algunos de los techos de las casas e incluso de la mezquita.
Más conocidos que la propia ciudad son los bosques de cedros que la rodean, que han hecho famosa a la zona.

Azilal

Azilal es el punto de partida ideal para descubrir el Gran Atlas.
La región es el resultado de una mezcla árabe-bereber que se refleja en aspectos como la artesanía, la gastronomía y la arquitectura.
Un ejemplo claro de esta última sería el granero de tierra fortificada con forma circular del pueblo de Sidi Moussa.
Los alrededores de Azilal y el Gran Atlas se prestan al ecoturismo por su naturaleza bien conservada. A 35 km al Oeste de Azilal, fluyen las cascadas de Ouzoud, un lugar excepcional, con una caída de cien metros. El curso del agua sigue el camino en dos kilómetros hasta las profundas gargantas del uadi El Abid.
Otros espectáculos naturales que merecen la pena son las gargantas de Arous hacia Agouti en la entrada del valle de los Aït Buguemez, o el puente de Imin-Ifri, al lado de Demnate.
Nosotros hicimos una excursión magnífica por la zona. Contratamos los servicios de Ibrahim, un guía local, y lo cierto es que fue un día inolvidable.

Excursión por la zona de Azilal
Ibrahim, el guía con el que hicimos una excursión por la zona de Azilal


Essaouira

Essaouira es de aquellos lugares mágicos que te enamoran apenas llegar. Es una pequeña ciudad fortificada bañada por el Atlántico. Essaouira fue declarada patrimonio de la humanidad en 2001 y ha recibido nombres como 'La perla del Atlántico' o 'La Bella Durmiente'.

Su principal negocio es la pesca y a primera hora de la mañana se puede ver en el puerto a los pescadores descargar el pescado formando una cadena humana. Un espectáculo en toda regla.
Uno de los recuerdos más bonitos que deja Essaouira, es ir a comer al puerto, donde hay multitud de restaurantes donde poder comer pescado fresquísimo. Las gaviotas se hacen omnipresentes, y ofrecen postales de lujo, más si podemos hacerlas coincidir con las precisosas barcas de pescadores.

El frío viento que viene del Atlántico hace que el clima sea fresquito. De hecho, nosotros fuimos en pleno agosto y muchos días no podíamos ir en manga corta. Es muy de agradecer si venimos de Marrakesh o Ouartzazate, pues a esas alturas estaremos cansados de la calor desértica.
La medina es animada y está muy bien conservada. Si a eso le sumamos que tiene una playa con una larga franja de unos diez kilómetros bañada por el mar, pues el resultado es que Essaouira es un lugar muy competo donde pasarse varios días.
Actualmente Essaouira es una ciudad de unos 75.000 habitantes, con una economía que se basa principalmente en el turismo, la pesca y la artesanía. El encanto especial de su conjunto histórico y todas las virtudes que hemos explicado, la han convertido en los últimos años en una de las ciudades marroquíes con mayor afluencia turística.
Para nosotros, es un punto imprescindible en un ruta por Marruecos.

Ambiente en Essaouira
Ambiente en Essaouira

Puerto de Essaouira
Puerto de Essaouira


Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info