UNA EXPERIENCIA EN MALASIA QUE NO OLVIDAREMOS JAMÁS
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Martes 31-05-2016

UNA EXPERIENCIA EN MALASIA QUE NO OLVIDAREMOS JAMÁS

¡No hagáis ruido que asustáis a los animales!

Fantástico, mágico, fascinante… estas eran las palabras que acudían a nuestra cabeza mientras, hechizados por el momento, observábamos a
cientos de luciérnagas iluminadas volando hacia nuestra barquita, que se mecía suavemente en el río entre manglares.
Una lluvia de pequeñas lucecitas caía sobre nosotros iluminando por un instante aquella calurosa noche en Malasia.

`Come to me´ repitió Hafiz en un tono que sonaba a la vez tan misterioso como ridículo. Hacía unos momentos nos había explicado, con una
retórica teatralizada y gestos exagerados, las características de, como él las llamaba, `sus´ luciérnagas. Sus ojos pequeños y oscuros
brillaban con sus explicaciones. Se había pasado los últimos años estudiando aquellos insectos junto a un científico japonés y, según nos dijo,
había aprendido a comunicarse con aquellos seres de luz. `Sus´ luciérnagas, nos contó, emitían la luz en una suerte de lenguaje de amor,
unas señales específicas para aparearse.

Navegando lentamente entre los manglares, Hafiz buscó un nuevo lugar y detuvo la embarcación ante un arbusto donde se
veían apenas una decena de lucecitas. Volvió a hacer unos movimientos rápidos con un juego de linternas que tapaba a medias con sus
manos, y de golpe aquel arbusto se iluminó como un árbol de Navidad. Cientos de luciérnagas estaban respondiendo a sus señales. Y de
nuevo las `llamó´ para que volaran hacia nosotros…

Ilusionados, los ojos abiertos como platos, teníamos que hacer un esfuerzo sobrehumano para cerrar la boca y evitar así comernos
involuntariamente a aquellos insectos. Con las manos alzadas hacia el cielo, intentábamos que las pequeñas lucecitas se posaran sobre
nosotros.

Hacía tiempo que no nos sentíamos así… aquella noche en Malasia, Hafiz y `sus´ luciérnagas también nos iluminaron el alma, convirtiendo
aquello en una experiencia que no olvidaremos jamás.

PD: Si quieres vivir esta experiencia y mucho más, únete a los viajes en grupo que organizamos a
Malasia!







Los manglares




Navegación entre los manglares




0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info