EL SUSTO DEL DALAI LAMA
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Martes 26-07-2011

EL SUSTO DEL DALAI LAMA


Y llegó el gran día en que el Dalai Lama ofrecería sus enseñanzas. Aquel era uno de aquellos días que uno se levanta de la cama sabiendo que va a ser un día muy especial. Poco esperábamos que también sería un día en el que sufriríamos unos interminables instantes de pánico.

Llegamos a las puertas del recinto y estaba lleno de gente. Ayudaba a que la aglomeración fuera desesperante el hecho de que las medidas de seguridad nos parecían exageradas.
El caso es que ya estábamos dentro. Tuvimos la suerte de que había una monja budista latinoamericana, que traducía la conferencia al castellano y que podíamos escuchar a través de una frecuencia FM de la radio que llevábamos encima.

Llegados a este punto, hemos de decir que no nos sentimos preparados para entender las enseñanzas del Dalai Lama. Nos perdemos en los conceptos, pues no hemos sido educados para entender ciertas explicaciones que se nos hacen de difícil compresión. Ese día, su santidad habló de la inexistencia del yo, de la vacuidad del ser y de las reglas del Darmha.
A pesar de nuestro gran interés en entender todo lo que escuchábamos, demasiadas lagunas a nivel conceptual nos impidieron gozar tanto como habíamos pensado al principio.

La conferencia se dividía entre mañana y tarde, y justo eran las 13:00 cuando se dio por finalizada la sesión matutina. El Dalai Lama se dirigió hacia la salida y pasó a apenas dos metros de nosotros. Es inevitable sentir la emoción colectiva que se vive en esos momentos…

Por la tarde la conferencia llegó a su fin, y de nuevo llegó el momento en el que el líder espiritual budista saliera del recinto y pasara delante de nosotros.
Nos pusimos de pie, y entonces todo pasó muy deprisa.

Lion Man (el chico del que hablamos en nuestra anterior entrada de blog) burló la seguridad momentáneamente y se abalanzó sobre el Dalai Lama. En aquel momento de incertidumbre, nos quedamos con el alma en vilo con un grito ahogado en nuestra garganta… Los guardias de seguridad placaron a Lion Man y, en el devenir de la disputa, se vislumbraron las pistolas que llevaban encima. Fueron unos momentos muy tensos, agónicos. Finalmente Lion Man fue reducido y su santidad salió ileso de tal percance.

Nunca sabremos las verdaderas intenciones de Lion Man. ¿Quería agredir a Dalai Lama? ¿O quizás tan sólo quería tocarlo?

El susto no nos impidió darnos cuenta de que habíamos vivido una experiencia increíble que recordaríamos el resto de nuestras vidas. Habíamos asistido a una conferencia del líder espiritual del Budismo Tibetano, una de las personas más influyentes de la actualidad… ¿no es eso maravilloso?





0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info