A LOS PIES DEL CANIGÓ
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Miércoles 02-10-2013

A LOS PIES DEL CANIGÓ

Vista de Prats de Molló

A lo largo del verde valle del río Tec se sitúa la comarca histórica catalana del Vallespir, dentro del departamento francés de Pirineos Orientales. Es la primera de las zonas que visitamos en nuestra #RutadelExilio. Hicimos bien, puesto que también es la parte de clima más frío, y aún pudimos disfrutar de los últimos coletazos del verano allí. Dormimos en tienda de campaña así que el clima es algo a tener muy presente.

A los pies del Canigó, una montaña considerada un símbolo para los catalanes de ambos lados de la frontera, los parajes son de una belleza inigualable y los pequeños pueblos que se esparcen por el valle, remansos de paz donde disfrutar de cada detalle de las cuidadas callejuelas: macetas rebosantes de flores, los coloridos ventanales de las casas, la leña graciosamente apilada, la piedra de las construcciones... Cada pueblo que visitamos nos parecía un lugar perfecto donde perdernos durante una temporada, tan sólo acompañados por el zumbido de las abejas. Cortsaví, Palaldà, Montferrer, Montboló… cualquiera de ellos nos hubiera servido.

En el amurallado pueblo de Prats de Molló, visitamos el Fuerte Lagarde construido por Vauban, uno de los ingenieros militares más importantes del siglo XVII. Sus sorprendentes fortificaciones en forma de estrella se encuentran en centenares de poblaciones francesas. En Prats de Molló, el fuerte fue construido para defender la reciente frontera creada tras el Tratado de los Pirineos, aunque la razón latente era el control de la población local que se reveló contra el mismo. Como la mayoría de las veces, la defensa es la excusa perfecta para utilizar la violencia, pero la verdadera razón es el control de la población por parte de los que ostentan el poder.

Ceret, la capital de la comarca, es un pueblo lleno de vida y encanto. Parte de sus murallas aún es visible y se vende como cuna de artistas. Culpa de ello la tiene que a principios de siglo XX atrajo a algunos de los grandes como Picasso o el escultor Manolo Hugué. Su museo de arte moderno da fe de ello. A la salida del pueblo, el medieval Puente del Diablo, con unas vistas espectaculares de fondo, te regalan la imagen perfecta para llevarse de recuerdo.

Este fue el entorno de una de las rutas de los exiliados republicanos al final de la Guerra Civil, pero eso ya forma parte de la historia del próximo post.





Bajando desde el Fuerte Lagarde




Fuerte Lagarde




El pasadizo desde Prats de Molló al Fuerte Lagarde




Fachada en Ceret




Iglesia en Ceret




Puerta de España en Ceret




Convento de los Capuchinos en Ceret




Puente del Diablo en Ceret




Puerta en Palaldà




Vista en Palaldà




Palaldà




Detalle de una calle de Cortsaví




La Torre en Cortsaví




Vista de Cortsaví




0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info