EL LUGAR QUE ELEGIMOS PARA VIVIR

Blog de viajes




EL LUGAR QUE ELEGIMOS PARA VIVIR
Publicado el Jueves 14-02-2019 - (5 comentarios)


Al pie de una de las entradas de la muralla de Montblanc. (foto de Josep Farré)

La gente nos suele preguntar si, viajando tanto como hemos viajado, hay algún lugar donde nos plantearíamos vivir. Nosotros contestamos que ya hace unos años que encontramos ese lugar...
Era el año 2009 cuando decidimos abandonar nuestra ciudad natal y establecernos en un pueblo de Tarragona llamado Montblanc. Nuestros amigos nos aseguraban que no nos acostumbraríamos a una vida fuera de una gran ciudad, y nuestros nuevos vecinos del pueblo nos preguntaban sorprendidos cómo es que habíamos dejado Barcelona, si 'tenía de todo'.

Por aquellos entonces nos sentimos unos privilegiados por poder elegir conscientemente el lugar para vivir. Entonces no eran tan comunes como ahora los negocios online como el nuestro, que te permiten trabajar desde el lugar que quieras. Hoy las grandes ciudades cada vez pierden más gente que busca una mayor calidad de vida en lugares más tranquilos y con un coste de vida más asequible.

Lo nuestro con Montblanc fue amor a primera vista. Tenía todo lo que necesitábamos. No tenía de todo, como nos recordaban nuestros vecinos, pero... ¿es que acaso antes gozábamos de todas las ventajas de vivir en Barcelona? Rotundamente no. Cuando residíamos en la ciudad condal estábamos demasiado ocupados trabajando para conseguir un buen sueldo que nos permitiera pagar el ya entonces abusivo alquiler del piso donde vivíamos. O sea, que por esa parte, y como contamos en este post Experimento en Barcelona (2ª parte), ya no nos iban a engañar más. Nosotros pasábamos, que se quedaran Barcelona los especuladores y demás alimañas explotadoras del turismo masivo. De hecho... ya estaba en sus manos.

Nosotros nos quedábamos con un lugar hermoso, la Vila Ducal de Montblanc, un pueblo medieval que vive para su gente y no para agradar al turismo. Un lugar donde las personas aún se saludan por la calle y donde si quieres pisar tierra y ver 'verde' sólo tienes que caminar escasos minutos.

Montblanc también cautivó nuestra alma de viajeros. Un pueblo auténtico que no ha perdido ni un ápice de su vida cultural ni popular. Sus más de 80 entidades y asociaciones hablan por si solas de un lugar donde sus habitantes se desviven por mantener vivas las tradiciones populares que hablan de su pasado, sus creencias, sus mitos y leyendas... Sin miedo a equivocarnos, pensamos que Montblanc debe ser el pueblo catalán con mayor número de fiestas, celebraciones y festivales. Para ello cuenta con el gran activo de su gente, que desinteresadamente se implica en todos los berenjenales que se montan: La Fiesta Medieval de Montblanc; los 'castells'; los gigantes, enanos y todo el bestiario que forma la comitiva popular; los 'armats', soldados romanos que desfilan durante la Semana Santa; el baile de bastones; los demonios de los 'corre-focs', etc.

De Montblanc, en un inicio nos enamoró su valioso patrimonio arquitectónico, con su completa y bien conservada muralla medieval del siglo XIV, sus torres de vigía, sus calles empedradas y sus numerosas iglesias. Sin embargo, ahora valoramos la autenticidad de sus 'extrañas' costumbres y el amor de su gente por ellas. Un amor incondicional. Ese sentimiento es fuerte, lo entendemos, y es por eso que ya no nos sentimos ofendidos cuando, tras todos estos años viviendo aquí, los lugareños aun nos llaman 'forasteros'.

Nuestros hijos ya no serán forasteros sino 'hijos' de Montblanc y, seguramente, ya no encontrarán extrañas las fiestas de este precioso pueblo. Es probable que crean que la leyenda de San Jorge y el dragón tuvo lugar entre las murallas centenarias de esta Vila Ducal, y que el valiente caballero se marchó cabalgando a través de uno de sus portales tras salvar a la bella doncella. De hecho, nosotros ya estamos medio convencidos de que fue así ;)



Alrededores de Montblanc, con la muralla medieval de fondo.


Vista del casco antiguo de Montblanc desde lo alto de la muralla.


Muralla de Montblanc. (foto de Josep Farré)


Casco antiguo de Montblanc de noche.


El Portal de Sant Antoni, da a la calle Mayor de Montblanc.


Desfile durante la Fiesta Medieval de Montblanc.


Desfile de caballeros, Fiesta Medieval de Montblanc.


Juegos de caballeria en la Semana Medieval de Montblanc.


Iglesia de Sant Miquel, Montblanc.


Casa de la Vila, el ayuntamiento de Montblanc.


Las paredes de la Iglesia de Santa Maria, cuentan cómo se construyeron.


Escudo nobiliario en una de las casas de Montblanc.


Interior de la gótica Iglesia de Santa Maria, Montblanc.


Detalle del interior de la Iglesia de Santa Maria, Montblanc.



5 Comentarios
Añadir comentario
14/02/2019 - Núria
Anda! No sabia que os tenia tan cerca! En marzo viajo a Marruecos con “vosotros”. Sí, la vida “a comarques”
tiene otro ritmo.
15/02/2019 - Xavi i Carme lavueltaalmundo.net
Hola Núria,
Pues sí, estamos por la Conca de Barberà!

Disfruta de Marruecos!
Un abrazo!
18/02/2019 - osca
Hermoso lugar Chicos ahora entiendo vuestra elección Saludos
18/02/2019 - Xavi y Carme lavueltaalmundo.net
Si, Osca... estamos en un lugar especial.
Saludos!!!
23/02/2019 - Antoni
Me encanta veros tan felices... toda la familia... disfrutando de un sitio en el que he estado muy poquito pero,
por lo que contáis y por las fotos, se ve precioso. Una forta abraçada!!!
Xavi y Carme
Xavi y Carme Escritores, viajeros, expertos en marketing online y fundadores de la ONG BPM, somos los autores de esta web. Nos han definido de muchas maneras, pero la que más nos ha gustado fue cuando... Leer Más
¿Quieres conocer nuestro proyecto?
Nuestro Currículum Viajero
¿Qué dice la prensa de nosotros?
Contacta con nosotros