MATT, EL FUGITIVO NORTE-AMERICANO
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Miércoles 10-02-2010

MATT, EL FUGITIVO NORTE-AMERICANO

De Izquierda a derecha con: Matias, Matt, Erick, Ina y EliandeDe Izquierda a derecha con: Matias, Matt, Erick, Ina y Eliande.

En el primer punto de control de la policía, Matt se hizo el dormido para no tener que mentir. Al salir de Dakhla el conductor le había pedido que si algún agente le preguntaba no dijera que era norte-americano. Por lo que pudimos averiguar de sus pocas palabras en inglés, en Egipto es requisito obligatorio para los ciudadanos estadounidenses llevar un escolta policial armado en todos los desplazamientos.

Tras intercambiar unas palabras con el conductor en árabe, el policía escudriñó nuestras caras a través de la ventanilla del vehículo y mirando hacia el copiloto preguntó en inglés:

-¿De dónde es?
-¡Somos Europeos! –Erick, el viajero ye-ye exclamó alegremente, y señalando también a su esposa Eliande prosiguió -¡Austria!
-¿Y vosotros?

En la primera fila de asientos de aquel destartalado Peugeot 504 la pareja finlandesa contestó al unísono:

-¡Findlandia!
-¿A dónde van? –preguntó de nuevo el agente
-A Luxor –contestó de nuevo Erick

El poli echó otro vistazo al interior del coche familiar, como buscando algún rastro de barras y estrellas, pero se limitó a indicar al conductor que siguiera su camino.

Desde la última fila de asientos miramos hacia atrás hasta que la figura del policía dejó de ser visible.

-¡Me siento como un fugitivo! –exclamó Matt con su optimismo habitual

Una carretera recta nos guíó a través de kilómetros de desierto, de control en control, hasta Luxor, antigua ciudad real de Tebas.


La carretera recta que atraviesa el desierto desde Dahkla parece interminable

La carretera recta que atraviesa el desierto desde Dakhla parece interminable.


El conductor y el vehículo en una de las paradas para que se enfriara la máquina

El conductor y el vehículo en una de las paradas para que se enfriara la máquina


Tras uno de tantos controles policiales de la ruta

Tras uno de tantos controles policiales de la ruta.




0 Comentarios
Añadir comentario
No hay comentarios sobre este blog
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info