Blog de viaje Bogotá, Colombia
La vuelta al mundo
Libros de viaje
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo
  • Vuelta al mundo

Blog de viaje Bogotá, Colombia

Resumen de este post:
En este post hablamos de nuestra estancia en Bogotá, último punto de nuestra tercera vuelta al mundo. No pudimos disfrutar de la ciudad como se merecía: teníamos la cabeza en otra parte.


Jueves 25-10-2012

BOGOTÁ: UNA CIUDAD QUE NO SABEMOS SI REALMENTE VISITAMOS

Cerro Monserrate de BogotáVistas de Bogotá desde el Cerro Monserrate

Estábamos en el Cerro Monserrate. En silencio, desde el mirador, observábamos la ciudad de Bogotá a nuestros pies. Parecía no tener fin. En sólo tres días estaríamos en casa tras 14 meses de viaje. El viento frío del altiplano nos cortaba la cara mientras sorbíamos poco a poco nuestras tacitas del aromático café colombiano. Tinto, lo llamaban. En sólo tres días nos reuniríamos con los nuestros y nos reencontraríamos con el verano. Nos daba la sensación que si mirábamos fijamente al horizonte podríamos llegar a ver nuestra tierra. Aunque estábamos a miles de kilómetros la sentíamos tan cerca... De hecho, ya no estábamos en Bogotá, estábamos volviendo a casa. La añoranza reprimida durante los últimos meses se derramaba ahora sin parar a través de nuestros poros. Ya no estábamos en el ahora, sino en el mañana. Aun no te conocíamos, Bogotá, pero ya sabíamos que te recordaríamos como la ciudad de la añoranza.

Hacía tan sólo unas horas que habíamos llegado desde Cartagena de Indias. Cerca de 24 horas en autocar, el último trayecto de nuestro viaje en América. Mavila y Sergio, una pareja que acababa de regresar de su vuelta al mundo, nos acogió en su casa. Su viaje, muy diferente al nuestro, estuvo muy marcado por la obligación de lidiar con estrictos e injustos trámites de visados y permisos de entrada. Sin ir más lejos, no pudieron visitar Europa, pues se les denegó el visado de turismo.

Aquellos dos días en Bogotá, nos limitamos a pasear sin prisa y sin mucho entusiasmo por la urbe, arrastrando nuestro espíritu viajero que ahora, de golpe, se nos aparecía exhausto. Ni el fabuloso barrio colonial de la Candelaria, ni el impresionante Museo del Oro, la mayor colección de orfebrería del mundo, nos sacaron de ese agridulce estado de melancolía que nos invadía.

La última noche, Mavila y Sergio nos invitaron a una fiesta con sus amigos, uno de los mejores regalos que nos podrían haber hecho. Deliciosa comida, bebida, karaoke y bailoteo. Por unas horas dejamos de ser dos espíritus en tránsito y disfrutamos del momento como merecía la ocasión. Por nuestros queridos anfitriones, por un hasta luego a una amable Colombia, y por una apropiada despedida para un gran viaje.

Se acababa nuestra tercera vuelta al mundo, volvíamos a casa con las manos vacías pero con el corazón a rebosar. Había sido un viaje muy difícil en diferentes aspectos, pero también había sido el viaje del que más habíamos aprendido. Grandes cambios estaban por venir.



Viaje en autocar

Los viajes en autocar, perfectos para conocer gente :-)


Cerro Monserrate de Bogotá

El teleférico al Cerro Monserrate


Cerro Monserrate de Bogotá

Uno de nuestros últimos días de viaje


Barrio de la Candelaria en Bogotá

Paseando por el barrio colonial de Bogotá


Barrio de la Candelaria en Bogotá

Casitas coloniales perfectamente restaurandas en Bogotá


Barrio de la Candelaria en Bogotá

Calle de la Esperanza... un buen sitio para vivir


Barrio de la Candelaria en Bogotá

Casas coloniales pintadas de llamativos colores en Bogotá


Barrio de la Candelaria en Bogotá

Escultura a Bolívar


Barrio de la Candelaria en Bogotá

Plaza de Bolívar


Museo del Oro

Una de las piezas de oro precolombina en el Museo del Oro de Bogotá


Fiesta en Colombia

Cantando por Karaoke


Fiesta en Colombia

Con Mavila y una amiga


Fiesta en Colombia

Mavila, izquierda, y Sergio, derecha, sentados con unos amigos


Fiesta en Colombia

Grandes cambios estaban por venir, aunque no eran de look :-)




1 Comentarios
Añadir comentario
28/12/2015 - Myriam Gonzalez
Les admiro profundamente.

 
Camino solidario
Camino solidario
Realizar proyectos humanitarios, es el modo de agradecerle al mundo lo que nos ha dado.
ÚLTIMO PROYECTO: Kabarnet, Kenia
+ info
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
Esta web sería insostenible sin los Usuarios Colaboradores. Por 1 € al mes, podrás contribuir a que pueda seguir existiendo... + info